Tomar una copa escuhando las olas del mar a pocos metros o ver el reflejo de la luna en el mar. una experiencia para vivirla

Los tres restaurantes que te contamos esta vez tienen un denominador común: Todos ellos se encuentran unos pegados a otros, en la playa de Mojácar y exactamente enfrente del Centro Comercial.

Los tres comparten una situación increíble frente al mar con una playa que no llegará a los 4 metros hasta el mar. La sensación es fabulosa.

Pero los 3 son muy distintos, La Dolce Vita, muy organizada para el mercado inglés, está cuidada y suelen ofrecer música en directo. La Cava, un poco variable, regentada por un navarro, suele tener productos de temporada de su tierra, yo diría que anda algo despistado y el Pirata, el más espectacular, lo abrieron hace un año después de una importante inversión. Un poco decepcionante la comida, pero sin duda, el mejor sitio para tomar una copa después de cenar.

Leave a comment

one × 2 =